lunes, 9 de febrero de 2015

Educación y familia.


EVOLUCIÓN DE LA RELACIÓN FAMILIA-ESCUELA
Resumen:
Escuela como punto de encuentro (o desencuentro) entre los intereses de las familias y de la sociedad. Si tradicionalmente el estilo pedagógico era el mismo en ambos frentes, pues la autoridad del maestro estaba avalada por la de los progenitores, a lo largo del último tercio del S. XX, se ha producido un cambio brusco en las relaciones: las familias, en muchos casos, son fuerza de oposición en vez de apoyo. Ambas instituciones, escuela y familia, son cuestionadas.  La autoridad de padres y maestros, que antes  confería el título (que emanaba de la ley o la costumbre y se basaba en la obediencia), en un régimen democrático han de ganársela por ellos mismos, en base a su capacidad de comprender, de  generar un clima de “confianza y respeto profundo” que se manifiesta “corrigiéndole sin agresividad y ayudándole a superarse siempre”.  
Si la familia no pudiera ejercer su función, esto es, favorecer el saludable desarrollo del niño, la escuela debería ser una alternativa; debería poder ofrecer otros modelos/patrones de conducta a las malas dinámicas (agresividad, evitación/evasión de problemas…) familiares. El problema surge cuando ni familia ni escuela (pues los maestros no escapan a los condicionantes de los padres: inseguridad, desconfianza, miedo, ocultar los conflictos en vez de exponerlos...), son incapaces de coordinar su acción para atender las necesidades del hijo o alumno, cuando ambas reproducen las mismas mecánicas (castigo, escarnio público, amenazas, coerción… ).
Sosa Fariña considera que la “ incongruencia de los tipos de educación familiar y escolar está en la base de la violencia, la agresividad y el acoso existentes hoy en la sociedad”. En ambos casos, Sosa Fariña ve igual problema y solución: la falta de formación (para comprender las necesidades de hijos y alumnos), y la necesidad de regulación ( Regular el establecimiento de la relación padres-escuela/Ley de educación para padres/Ley integral del menor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada